Por: Slyjss

Un año más, llega Septiembre. A algunos les da pena porque comienza el colegio o el trabajo, se acaba lo de levantarse a las 12 del mediodía, no hay playa… Pero para otros, es una alegría. Vuelve el fútbol. Y, como cada año por estas fechas, comienza la primera batalla, cuando apenas hay puntos disputados: ¿Pro Evolution Soccer o FIFA? A falta de demo de PES 2009, comenzaré con las Primeras Impresiones del FIFA. El día que saquen la demo del PES, aqui tendréis una comparativa.

Tras todo el jaleo con la actualización de la PSN Store Europea, esta mañana me he bajado la demo de la Store Americana (que aún así viene en perfecto castellano). Tras seleccionar dificultad, controles y demás, lo primero que nos encontramos es el “Modo Arena”. En ella manejamos al vendido jugador del Milan, Ronaldinho, cuyo único obstáculo en el campo es el portero Cech. Así, podemos ir practicando un poco los controles. En cuanto queramos, podremos darle al Start y seleccionar Partido Rápido, donde podremos jugar sólos o contra un amigo. Los equipos disponibles son el Real Madrid (el que he pillado, no lo dudéis), el Chelsea, el Milan, el Schalke 04, el Marsella y el Toronto (cuyas dos estrellas nos indican que sólo nos servirán para pasarles por encima). Tras unos cuantos partiditos, esto es lo que saco en claro:

El ritmo de juego es muchísimo más rápido que el de FIFA 08, aunque siga sin llegar al nivel de PES. Aunque, en mi opinión, puede ser un punto a su favor, ya que permite mucha más planificación de las jugadas. La bola se pasará bastante tiempo en el centro del campo, hasta que peguemos el hachazo y vayamos a por el gol. Seguir la táctica de “tos p’arriba” muchas veces hará que nos quiten la bola y nos hagan un contraataque muy al estilo Calcio (si jugamos contra el Milan ya podemos rezar para que el portero tenga su día).

Las animaciones de los jugadores son muy fluídas, aunque las bajadas de framerate en las escenas son brutales. Además, los modelados son sencillamente impresionantes, de un realismo extremo en las caras (menos la de Van der Vaart, que se le parece en el blanco de los ojos). Un detalle que me ha gustado mucho es que en las celebraciones los jugadores podemos juguetear con los sticks para que el jugador se mueva a un sitio concreto y celebre el gol de una manera u otra (además no son animaciones genéricas sino que, por ejemplo, Raúl se besará el anillo)

Lástima que en la demo todavía no tengan los comentarios de Manolo Lama y Paco González, porque se nota mucho su ausencia. Además, todavía no han integrado los cánticos especiales de cada afición (que por lo que dicen los que han probado la versión completa, son los mismos que te puedes encontrar cada domingo en el campo), que le darían más vidilla al juego. La música acompaña bastante, aunque todavía queda por ver si convertirá alguna canción en un mito (como ya hizo FIFA 98 con Blur y su Song 2).

EA ha hecho sus deberes este año. Tras bastantes años dando palos de ciego en busca de una fórmula correcta, los dos últimos FIFAs parecen demostrar que han encontrado su camino. Un juego cada vez más depurado que, por primera vez en muchos años, podría plantarle cara al PES, especialmente después del fracaso del año pasado.

Anuncios