Por Barnaby

No, EA no patrocina esta entrada. Tampoco patrocina nada concerniente a este blog. Más quisiera, joder, estoy en paro y soy pobre cual rata, y conozco mil formas de escamotear pasta a mis socios. Pero no es el caso.

EA se está redimiendo a pasos agigantados. Volveré a ello.

David Hasselhoff, famoso por hablar con los coches, salir borracho en Youtube y ser el hombre que más cerca ha estado de Pamela Anderson cuando todavía estaba buena sin llegar a tirársela (que sepamos), es un icono. Un ídolo de masas. Adorado en Alemania como un Dios viviente, ha hecho casi de todo: cantante, actor, presentador, playboy millonario… ha interpretado a detectives privados, socorristas, justicieros, D’Artagnan, el doctor Jekyll… joder, incluso ha sido el puto Nick Furia, ¿vale?

Sólo le falta cazar vampiros para ser declarado oficialmente como el Hombre Más Awesome del Milenio.

Ahora piensen en Comand & Conquer 3 – Red Alert.

Un juego donde una Europa alternativa, asolada por la guerra, es el escenario del enfrentamiento entre los Aliados (ya saben quienes son, joder; pues los de siempre), los Soviéticos (“in soviet Russia, car drives you”) y el Imperio del Sol Naciente (gracias a Dios se centran en su faceta folklórica, no en introducir hordas cosplayeras como tropas de choque).

Las tropas cuentan con delfines y osos.

DELFINES
Y
PUTOS
OSOS.

Si la idea de masacrar soldados yankees aplastándoles bajo la fuerza bruta de un batallón de osos Kodiak alterados genéticamente, o ver bancos de delfines (¿forman bancos, aunque sean mamíferos? ¡gallifante al que responda en los comentarios!) volando por los aires estructuras marítimas de esos jodidos amarillos que pretenden venir a mi casa y comportarse como si fuera su patio de recreo no se la pone dura, queridos lectores, ya pueden largarse de este blog. Aquí no queremos jipis ni raritos.

Ahora cojan estos dos elementos: The Hoff y C&C3. El tipo que encarnó a Michael Knight y se ha convertido en un fenómeno de masas por un lado, y hordas de rojos, patriotas y japos imperiales (con osos y delfines) por el otro.

Añadir a la mezcla unas gotitas de Teletienda, el clásico show bussines de los useños (que para esto se las pintan solos, ciertamente), y tendrán la campaña de publicidad más jodidamente INCREIBLE de la Historia.

A sólo un click de distancia.

EA se ha redimido tanto que se ha ganado la absolución para cuatro reencarnaciones.

Anuncios